¿Eres TIJ?

Solicitud de alta en el directorio de traductores-intérpretes jurados

La inclusión de datos está sujeta a revisión. La publicación está destinada exclusivamente a los traductores-intérpretes jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y las autoridades autonómicas con competencia para ello en España.


Si quieres aumentar tu exposición en la búsqueda, añade el idioma o idiomas de habilitación, siguiendo este ejemplo: Juan Nadie, inglés, francés, alemán



Escribe lo que consideres relevante para tu presentación. Recuerda que si estás habilitado para varios idiomas puedes incluir aquí esta información.




Introduce la fecha de tu nombramiento, por ejemplo: 30 de octubre de 2001.



Escribe tu dirección de forma que la identifique el sistema de Google Maps. No pongas "c/Alcalá,80" sino "Alcala, 80, 28080 Madrid, España".


Indica, si lo deseas, tu sitio web. Formato de ejemplo: http://maec.es .

Importante: el sistema está procesando tus datos. Puede tardar. Espera hasta que veas la confirmación

Idiomas

Forma y fondo

Una de las consultas recurrentes en el grupo de Yahoo “Intérpretes Jurados”, en el cual surgió la iniciativa que nos reúne, listajurados.es, es el formato que una traducción jurada debe tener. Las dudas siempre surgen, más o menos, por lo mismo: al cliente le rechazan la traducción en el organismo donde debe entregarla en base a determinados criterios aleatorios fijados por el funcionario de turno: le falta un lacrecito, le sobra un lacito.
hellokitty y otros adornos de las traducciones juradas

Los únicos requisitos reales son la fidelidad y la compleción, incluir la fórmula de la jura, firmar y utilizar un sello con el formato reglamentario. No es necesario el lacito de la Hello Kitty.

¿Y cuál es la reacción del cliente?

Obviamente, creer al funcionario (que suele tener la sartén por el mango) y volcar su ira contra el TI-J, al que toma por estafador o poco menos (instigado, muchas veces, explícita o veladamente, por el propio funcionario).

Y ese será el mismo funcionario al que, probablemente, le cuelen una traducción simple por jurada con tal de que presente un aspecto más o menos rimbombante.

¿Cuáles son, entonces, los requisitos formales a los que una traducción jurada debe responder?

La realidad apabullante es que ¡ninguno! La Orden de 8 de febrero de 1996 por la que se dictan normas sobre los exámenes para nombramiento de Intérpretes Jurados se limita a fijar la fórmula exacta de jura y el contenido del sello del Traductor e Intérprete Jurado:

Jura:

Don / Doña (nombre y apellidos), Intérprete Jurado/a de (idioma), certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al (lengua de destino) de un documento redactado en (lengua de origen). En (lugar), a (fecha).

Firma y sello

Sello:

Nombre

Traductor/a intérprete jurado/a de (idioma)

Dirección – teléfono+fax

(En la actualidad se admite también el correo electrónico o la página web.)

El Real Decreto 2002/2009, de 23 de diciembre, por el que se modifica el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, aprobado por Real Decreto 2555/1977, de 27 de agosto nos remite, en caso de dudas, a la Oficina de Interpretación de Lenguas del MAEC, que responde muy diligentemente a cualquier consulta, pero no siempre con claridad meridiana, para qué nos vamos a engañar:

«1. Las traducciones e interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa que realicen los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as tendrán carácter oficial, pudiendo ser sometidas a revisión por la Oficina de Interpretación de Lenguas las traducciones cuando así lo soliciten las autoridades competentes.

2. Los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as podrán certificar con su firma y sello la fidelidad y exactitud de sus actuaciones, empleando la fórmula que a tal efecto se dicte en la orden de desarrollo del presente Real Decreto. En esta orden se indicará, asimismo, la forma y contenido exacto del sello.

3. Los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as desempeñarán su labor de acuerdo con las orientaciones que, en su caso, pueda dictar la Oficina de Interpretación de Lenguas en desarrollo del presente Real Decreto.»

 Así que los únicos requisitos reales son la fidelidad y la compleción, incluir la fórmula de la jura, firmar y utilizar un sello con el formato reglamentario. Todo lo demás son paparruchas: Ni papel timbrado, ni sello aquí o allá, ni grapa o cuño en un punto concreto, ni adjuntar fotocopia del original… Ni lacito de la Hello Kitty.

No obstante, todos trabajamos con determinados documentos que siempre van al mismo organismo, oficina, despacho… en el que siempre nos piden lo mismo.

Habrá quién lo considere una concesión arbitraria y una cesión de autoridad. Pero, ¿qué más nos da seguirles el rollo? ¿Que quieren que grapemos una fotocopia del original con la traducción, delante o detrás, que para todos los gustos hay? ¡Pues vale! Tengámoslo en cuenta a la hora de presupuestar y, eso, en realidad, nos supondrá un ahorro de tiempo, dinero y dolores de cabeza a la larga. ¿Que si “grápamelo todo junto y le pones tu sello sobre la grapa”? ¡Vale; por qué no! Son normas de seguridad e inviolabilidad un tanto inverosímiles a veces, pero, considerando que la legislación que viene establece el carácter no necesario de las traducciones juradas, resulta reconfortante que alguien aún considere nuestro trabajo como material sensible y potencialmente objeto de fraude.

Eso sí: tenemos que tener claro el formato al que está sujeto el documento que recibimos como original (presencia de todas las firmas y sello pertinentes, legalización exhaustiva, carencia de manipulaciones y raspaduras…) y qué debemos incluir obligatoriamente en nuestra traducción (jura, firma y sello). Ajustarnos estrictamente a la legalidad será una garantía tanto para nosotros como para nuestro cliente.

Sobre el autor: Ángela Sola Bravo de Vigo, es desde 1999 traductora intérprete jurada de portugués y traductora intérprete de gallego e inglés. Esta especializada en las traducciones jurídicas, legales y financieras, y también proporciona asesoramiento sobre los trámites relacionados con la traducción jurada. Puedes contactarla ahora.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies